25 noviembre 2006

Días de lluvia

Pido silencio
aunque sólo sea un instante
silencio

quiero escuchar mi corazón latir
hace tiempo que desconozco su ritmo
quiero acompasar de nuevo el latido del presente
y remar con fuerza
frente al cauce de los acontecimientos

voy diluyéndome en el ruido de fondo
la estridencia
de la melodía de la vida
me envuelve y atrapa
hay instantes
en que me siento el rey del mundo
y sin embargo
a veces
me pierdo en el anhelo de tiempos que creí mejores
y me abruma la perfección formal de las matemáticas
frente a mi propia imperfección
a veces
no consigo recordar cuánto hace
que me paré a escuchar mi corazón latir
o que pude palpar
la eternidad
en los labios de una mujer.

Pido silencio
sólo un momento
pero algo martillea en mis oídos
y me envuelve cierta tristeza

debe estar lloviendo
tras la persiana.

1 comentario:

Eramusical Enterarte dijo...

El domingo por Buenos Aires llovía, y leo ahora esta poesía y me quedé encantada...
Creo que de la lluvia lo mejor es estar debajo, a la intemperie si uno se anima, aunque no sea la idea mojarse sino sentir simplemente su frescura..

Free counter and web stats